Tras no poder celebrarse el año pasado debido a la crisis sanitaria provocada por la COVID-19, Barcelona y Mallorca vuelven a acoger uno de los eventos deportivos más conocidos: el

Share