';
side-area-logo
PENSAR FUERA DE LA CAJA

Según analizo Linkedin  en un informe respecto de las habilidades más demandadas y necesarias en 2019, destaca la ‘creatividad’ como la soft skill o habilidad blanda más apreciada en los procesos de selección.

En un momento en que conceptos como inteligencia artificial, Machine Learning y Big Data suenan cada vez mas fuerte y parecen amenazar con quitarte el empleo, las empresas redoblan esfuerzos y compiten por captar trabajadores con capacidades que una máquina nunca tendrá.

Mientras que la revolución tecnologica se ha convertido en la clave para encontrar y optimizar soluciones a los viejos problemas,las personas, y en especial su creatividad, se han vuelto esenciales para analizar y dar respuesta a los retos que están por venir.

Qué Es Pensar Fuera De La Caja

Pensar fuera de la caja (también pensar más allá de la caja) es una metáfora que significa pensar diferentede manera no convencional o desde una nueva perspectiva.

Hace referencia al pensamiento novedoso o creativo.

“Pensar fuera de la caja” es una habilidad que cualquier persona puede adquirir  y perfeccionar. Al igual que hacemos con nuestro cuerpo, debemos ejercitar nuestra mente.

Se cree que el término tiene origen a partir de la experiencia de un grupo de consultores de administración que en las décadas de 1970 y 1980 desafiaban a sus clientes a resolver el juego de los «nueve puntos».

El rompecabezas propuso un reto intelectual; conectar los puntos dibujando 4 líneas rectas y continuas que pasaran por cada uno de los 9 puntos y nunca levantar el lápiz del papel.

juego los 9 puntos El rompecabezas solo parece difícil porque las personas comúnmente imaginan un límite alrededor del borde del arreglo de puntos.

solucion juego los 9 puntos

«La Esencia del Asunto es la barrera no especificada que las personas normalmente perciben.»

A pesar de que la solución está «fuera de la caja» y no es fácil de verla al principio, una vez que se ha encontrado parece obvia.

Pensamiento Lateral

Es una forma de pensamiento que busca una solución mediante estrategias no ortodoxas, se caracteriza por producir ideas que estén fuera del patrón de pensamiento habitual, que normalmente serían ignorados por el pensamiento lógico.

La idea central es  que habitualmente ante un problema tenemos la  tendencia de seguir ciertos patrones habituales de pensamiento (las sillas son para sentarse, el suelo para caminar, un vaso para ser llenado con un líquido, etc.), lo cual limita las soluciones posibles. El pensamiento lateral rompe con este patrón permitiendo obtener ideas creativas e innovadoras.

“Hay seis huevos en una canasta. Seis personas toman, cada una, un huevo. ¿Cómo es que al final aún queda un huevo en la canasta?”

(Respuesta: La última persona se quedó con la canasta con un huevo.)

Éste es un típico desafío que para su resolución requiere del uso del pensamiento lateral. ¿Por qué? Porque más que datos o razonamiento lógico, lo que demanda son procesos mentales relacionados con la perspicacia, la creatividad y el ingenio.

La familia, la educación, la cultura estimulan la memoria y el pensamiento vertical, basado en pensamiento lógico y deductivo , que es una habilidad necesaria pero no suficiente.

El principito – Antoine de Saint-Exupéry
Capitulo I

Cuando tenía seis años, vi una vez una imagen magnífica en un libro sobre la Selva Virgen que se llamaba “Historias Vividas”. Representaba una serpiente boa que tragaba una fiera. He aquí la copia del dibujo.

En el libro decía: “Las serpientes boas tragan a su presa entera, sin masticarla. Luego no pueden moverse más y duermen durante los seis meses de su digestión”.

Reflexioné mucho sobre las aventuras de la jungla y, por mi parte, logré trazar con un lápiz de color mi primer dibujo.

Mi dibujo número 1. Era así:

Mostré mi obra maestra a las personas mayores y les pregunté si mi dibujo les daba miedo.

Me contestaron: “Por qué un sombrero podría dar miedo?”

Mi dibujo no representaba un sombrero. Representaba una serpiente boa que digería un elefante. Dibujé entonces el interior de la serpiente boa, para que las personas mayores pudieran comprender. Siempre necesitan explicaciones.

Mi dibujo número 2 era así:

Las personas mayores me aconsejaron dejar de lado los dibujos de serpientes boas abiertas o cerradas, e interesarme en cambio en geografía, historia, matemática y gramática. Es así como abandoné, a la edad de seis años, una magnífica carrera de pintor. Había sido desalentado por el fracaso de mi dibujo número 1 y de mi dibujo número 2. Las personas mayores no entienden nunca nada por sí mismas, y es cansador, para los niños, darles una y otra vez explicaciones.

Tuve entonces que elegir otro oficio y aprendí a pilotear aviones. Volé por todo el mundo. Y la geografía, efectivamente, me sirvió mucho. Sabía distinguir, del primer vistazo, China de Arizona. Es muy útil, si uno está perdido durante la noche.

Tuve así, en el curso de mi vida, montones de contactos con montones de gente seria. Conviví mucho con las personas mayores. Las vi de muy cerca. Mi opinión no mejoró demasiado por ello.

Cuando encontraba una que me parecía algo lúcida, probaba con ella mi dibujo n° 1 que siempre he conservado. Quería saber si era realmente comprensiva. Pero siempre me respondía: “Es un sombrero”. Entonces no le hablaba ni de serpientes boa, ni de selvas vírgenes, ni de estrellas. Me ponía a su alcance. Le hablaba de bridge, de golf, de política y de corbatas. Y la persona mayor estaba muy contenta de conocer un hombre tan razonable.

—Adiós —dijo el zorro—. He aquí mi secreto, que no puede ser más simple: sólo con el corazón se puede ver bien; lo esencial es invisible para los ojos.

 

Recommend
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
  • LinkedIN
Share
Tagged in
Leave a reply