“La elevada tasa de mortalidad organizacional a la que hemos asistido durante el confinamiento forzoso originado por la pandemia de COVID-19 es la consecuencia de la crisis de las organizaciones

Share