Tras más de 40 años de actividad en Barcelona, la multinacional japonesa Nissan ha cerrado sus últimas plantas en Cataluña en diciembre. Esta situación afecta a miles de trabajadores que se exponen a

Share