Una de las maneras más habituales de motivar hacia la mejora del desempeño son los incentivos. Tienen una doble función: además de premiar el esfuerzo con beneficios (dinerarios o no),

Share