Un de los errores más habituales en las dinámicas de design thinking es confundir el reto con el desafío de diseño y sin este punto de partida claro para todos

Share