El objetivo del salario es que sea justo, es decir, suficiente para cubrir las necesidades materiales y llevar una vida digna. Esta definición de la Organización Internacional del Trabajo (OIT)

Share