El 15% de los empleados españoles ha fingido alguna vez que sus dispositivos estaban instalando actualizaciones para no tener que asistir a una llamada o reunión. Esta excusa podría ser

Share